El faro del fin del mundo


El faro del fin del mundo

Para inaugurar esta sección voy a comenzar con un libro que me marcó en mi infancia, fue el primer libro que me mandaron leer en la escuela y que realmente me lo leí por gusto y no por el simple hecho de tener que leérmelo. Todavía tengo que agradecer a mi profesor, Domingo, un sustituto que sólo estuvo en el colegio ese año, que nos mandara leer este libro, pues fue gracias a él por el que comencé a leer libros por gusto en mis ratos libres.
El faro del fin del mundo es una novela
del escritor francés Julio Verne (1828-1905), corregida por su hijo Michel Verne (1861-1925) y publicada en la “Magasin d’Education et de Récréation” (“Magazín de ilustración y recreo”) desde el 15 de Agosto (vol. 22, número 256) hasta el 15 de Diciembre (vol. 22, número 264) de 1905, y en un volumen completo el 29 de julio de ese mismo año, el de la muerte de Jules. Fue escrita hacia 1901, puesto que el escritor llevaba varias obras de adelanto sobre el orden de entrega de sus publicaciones. Es considerada una de las mejores novelas de esa etapa literaria de Verne.

La novela marcó un cambio de lecturas, se pasó de la literatura clásica (también muy necesaria) como Yerma o La Celestina a un autor que encandila a casi cualquier lector. Evidentemente, es mucho más atractiva esta obra para un joven estudiante que no un clásico que sin dejar de ser una gran obra literaria no tiene el potencial para enganchar a ese tipo de público.

“En la isla de los Estados, una isla deshabitada de la Patagonia argentina, donde se confunden los océanos Atlántico y Pacífico, habita una banda de piratas dirigidos por el terrible Kongre. Estos piratas se dedican a atacar embarcaciones que encallan en la zona.

Su modo de vida se ve seriamente amenazado cuando el gobierno argentino construye y pone en funcionamiento un faro (el llamado actualmente Faro del Fin del Mundo) que dejan al cuidado de tres fareros. Los piratas dan muerte a dos de ellos, y dejan con vida únicamente al jefe, Vázquez, que ha logrado ocultarse. El valeroso Vázquez tratará entonces de sobrevivir en ese lejano paraje, y al mismo tiempo buscará la manera de terminar con las fechorías de los malhechores.
Posteriormente, un náufrago estadounidense de origen escocés, John Davis, será el compañero de Vázquez en su lucha contra los piratas”. fuente wikipedia

Para mí significó un antes y un después y creo que si a edades tempranas se apuesta por introducir este tipo de lecturas alejándose un poco más de los clásicos, creo que se conseguiría sembrar la semilla de la lectura en muchos de los niños que no terminan de aceptar la lectura de libros como un hobby.

Es un libro corto, lleno de aventuras que mantiene el ritmo en todas sus páginas y que una vez termina hace que el lector tenga muchas ganas de leer otro libro de esta temática.

Deja un comentario